Fui a hacer la foto de la cámara estenopeica y encontré un cactus inclinando su cabeza como la pintura de Millet.